La Mujer de Miami Intenta la Solución para Trabajar, los Problemas de Salud

La obtención del Seguro Social por Incapacidad (SSDI) puede ser una experiencia desperdiciadora de tiempo y estresante. Dos fuera de cada tres solicitantes se niegan inicialmente. Lee cómo Allsup ayuda Silvia González recibir sus ventajas de SSDI para que tenga dinero para pagar medicaciones y otras necesidades.

*Este es un testimonio real relatado a Allsup.

Silvia González sufrió en el trabajo con el dolor de espalda por tres décadas antes de que ella solicitó su SSDI

 

Mujer de Florida encuentra el poder para vencer el dolor, animar a otros
Por Concepcion Vigil

Miami, Florida - Durante más de tres décadas, Silvia González trabajó con llamadas en servicio al cliente por una compañía de la energía y de la luz en Miami.

Es un trabajo que disfrutó durante 33 años, pero para el año 2006, la Sra. González estaba muy dolorida. Pasaba gran parte de su día de trabajo sentada en una silla. El dolor empesaba en la parte baja de la espalda y ocurriría por intervalos.

Ella aprendió a trabajar con el dolor, pero un día de agosto fue demasiado.

"Me desmayé en el trabajo por el dolor", dijo la Sra. González. "Me fui derecho al hospital."

En el hospital, la Sra. González, ahora 61 años, les dijo a los médicos sobre el dolor insoportable en su espalda.

"El dolor se puso peor", dijo. Ella estuvo en el hospital por durante11 días hasta que un neurocirujano sugirió una cirugía exploratoria.

Por dos horas, los médicos le abrieron la espalda buscando la causa del dolor. Pero ellos no encontraron nada.

"Desafortunadamente, no funcionó. Era como tratar de poner una curita sobre gran problema ", dijo la Sra. González.

Ella regresó al trabajo. El dolor de espalda todavía estaba allí y ahora ella caminaba con una cojera.

Otro médico pensaba que el problema podría estar en sus rodillas y le sugirió que viera a un cirujano ortopédico. El cirujano ortopédico le dijo a la Sra. González que su dolor no venía de las rodillas y le dijo que regresara al neurocirujano para que volviera ver su resonancia magnética.

"Fue un martes por la noche en el final de septiembre", recordó la Sra. González. El médico llamó y le dijo que tenía dos hernias discales en su espalda baja.

Las hernias discales son generalmente causados por una caída o otro fuerte impacto. "Nunca me había caído", dijo la Sra. González.

La razón que las hernias discales no se encontraron durante la cirugía exploratoria, fue porque los médicos habían cortado en la espalda demasiado alto de la Sra. González. No miraron en la parte baja de espalda.

La primera semana de octubre, la Sra. González estaba en la mesa de operaciones por seis horas para reparación de su espina dorsal. Los médicos insertaron cuatro tornillos diseñada para fusionar la columna vertebral y corregir los discos.

Su médico no quería que volviera a trabajar, pero la Sra. González no tenía otra opción. Ella necesitaba dinero para vivir.

En diciembre estaba de vuelta en servicio al cliente, pero en lugar de estar sentada, su gerente le dijo que estuviera caminando para que pudiera ayudar a otros representantes.

Sentada por largos períodos de tiempo era doloroso. Manejando al y del trabajo era brutal. Ella llegaba a casa y no se quería sentar. Ella hacía cualquier cosa para evitar estar sentada.

Después de la cirugía, fue difícil para la Sra. González mantener el equilibrio. Muchas veces se cayó y tuvo que ir a la sala de urgenicas. Cada vez se desplazarían los tornillos en su columna vertebral y no dejaba que se fundieran a su cuerpo.

Su médico le sugerió que aplicara por Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI).

"Yo tenía todas las síntomas que se necesita para ser inhabilitado", dijo.

La Sra. González se jubiló y le dijo a la compañía que también quería aplicar por sus beneficios de SSDI. Ellos le dijeron de Allsup.

Allsup es un proveedor nacional de incapacidad de Seguro Social, el Medicare y los servicios de la compensación de trabajadores para individuos, portadores de empleadores y seguro.

La companía con sede en Belleville, Illinois, cerca de St. Louis, ha ayudado a más de 150,000 personas con incapacidades de todo los Estados Unidos recibir más de $ 14 mil millones en beneficios de SSDI y Medicare.

Fundada en 1984, Allsup emplea a cercas de 800 profesionales que dan servicios especializados de apoyo a las personas incapcidadas y personas mayores para que puedan tener una vida más financieramente segura y la más saludable posible.

Su primer aplicacion fue negada, que es la respuesta más común de la Administración del Seguro Social (SSA).

Por cerca de dos años, la Sra. González trabajó con representantes de Allsup. "Ellos siempre me mantuvieron informada ", dijo. "Ellos estaban haciendo un gran trabajo, para que no tuveria que ir a una audiencia. "

En mayo de 2009, el proceso de solicitud de la Sra. González había alcanzado el nivel tres, que es el paso previo a una audiencia judicial. Fue entonces cuando recibió la carta que sus beneficios por SSDI se habían aprobado.

"El Seguro Social me envio una carta", dijo la Sra. González. "Después de tantos años de no recibir un sueldo, yo estaba muy contenta. Fue un regalo del cielo. El dinero no hace una buena vida. Si usted tiene un montón de dinero, usted todavía está enferma. Esto no te ayuda, pero al menos ahora mi medicación está pagada. "

Hoy, la Sra. González depende en la ayuda de sus amigos, hijos y hija. Ella todavía no puede sentarse durante un largo periodo de tiempo.

"Me estoy en casa y trato de hacer todo lo que puedo sin hacerme daño. Realmente no puedo girar un trapeador ", dijo. "Mis días de los zapatos altos se han ido. Ahora uso zapatos cómodos. "

La Sra. González trata de animar a otros que viven en el dolor que apliquen por sus beneficios de SSDI.

"Algunas personas tienen miedo de aplicar. Tienen miedo a dar ese paso ", dijo. "Tengo una amiga que tuvo un accidente muy grave en una moto de nieve. Voy a ver si Allsup puede ayudarle tanto como ellos me ayudaron. "