El Síndrome del Intestino Irritable (SII) Obliga una Mujer a Encontrar Beneficios de Incapacidad

Obtener el Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI) puede consumir mucho tiempo y ser una experiencia estresante. Dos de cada tres solicitantes son rechazados inicialmente.
Pascuala Castillo luchó con el Síndrome del Intestino Irritable (SII) y otras dolencias por varios años. Las tensiones de la vida diaria aumentó el SII y sus médicos recomendó a dejar de trabajar. Lee como Allsup ayudó a aliviar sus tensiones financieras.
 
*Esta es una historia real según fue contada a Allsup.
 
Ella llama a Allsup su "salvador" por ayudarla a recibir beneficios de Seguro Social Seguro de Incapacidad
 
Estrés del Trabajo Causa Síndrome del Intestino Irritable Para Mujer 
By Ofelia Gonzalez
 
Kenosha, Wisconsin - Pascuala Castillo fue a ver a su oculista en 2009 porque creía que necesitaba gafas. Ella había estado teniendo fuertes dolores de cabeza por un tiempo y pensaba que necesitaba un examen de la vista.
 
La Sra. Castillo, quien también sufre de síndrome de intestino irritable, ya había estado en el hospital cinco veces desde 2008 a causa de las úlceras de estómago.
 
"El oculista dijo: 'Creo que deberías ver a un neurólogo," La Sra. Castillo dijo. Las pruebas mostraron que tenía hidrocefalia, más comúnmente conocido como agua en el cerebro.
 
"Me diagnosticadó con un pseudotumor cerebri, lo que significa es que tenía todos las síntomas de un tumor, pero el tumor no estaba presente", dijo la Sra. Castillo. En cambio, la presión del líquido estaba llenando su cerebro.
 
"Llegué al punto en que no podía soportar el dolor", dijo. "Estaría trabajando y los dolores de cabeza eran tan fuertes que tenía que parar."
 
Los médicos le hizieron una punción lumbar y drenaron el líquido de la columna vertebral para aliviar la presión de su cerebro. Cirujanos hicieron una incisión en la parte posterior de la cabeza, detrás la oreja, perforado en la cabeza y colocaron una tubo cerca de su nuca para drenar el fluido al el estómago.
 
"Desde entonces, he tenido que tener la misma cirugía dos veces", dijo la Sra. Castillo, ahora tiene 61 años.
 
A pesar de la gravedad de su estado, la Sra. Castillo siguió trabajando. El trabajo duro ha sido parte de su ética de trabajo toda su vida.
 
"Mi marido y yo éramos trabajadores migrantes", dijo la Sra. Castillo. "Nos ibamos a Texas durante el invierno, donde mi marido era un mayordomo de una granja de repollo".
 
La pareja volvía a trabajar a Wisconsin en marzo y regresaban a Texas en los finales de octubre.
 
"En esos tiempos, teníamos cinco hijos pequeños", dijo la Sra. Castillo. "Cuando mi hijo mayor empezó a ir a la escuela, era demasiado dificíl sacarlo de la escuela, así que nos quedamos a trabajar en la granja. Nos quedamos allí por 27 años. "
 
La granja fue vendida y la familia se mudó a la ciudad, donde la Sra. Castillo encontró un trabajo en una fábrica. Después de 10 años, esta empresa fue vendida y la Sra. Castillo encontró trabajo como ama de llaves.
 
"No tenía experiencia y empezé en la base y me fui subiendo", dijo. La jefa de la Sra. Castillo era flexible con sus problemas de salud.
 
"Si usted está familiarizado con síndrome de intestino irritable, te da muchas problemas de estómago", dijo la Sra. Castillo. "A veces tienes que ir al baño cada 10 minutos o, a veces no vas por cuatro o cinco días".
 
Había veces durante su turno, cuando los calambres en el estómago la forzaban a ir a casa temprano. Durante el año 2008, el síndrome de intestino irritable la causó ir al hospital cinco veces.
 
"Tenía calambres tanto que no podía ir a trabajar. Hacia el final, yo estaba teniendo más problemas ", dijo la Sra. Castillo. "Estaba fuera de trabajo como dos o tres veces con incapacidad a corto plazo a causa de mis cirugías".
 
Su doctor le dijo que el aumento del estrés le hacía daño al síndrome de intestino irritable y recomendó que dejara su trabajo. Ella le dijo que no podía, así que le recetó medicamentos para los dolores de calambres.
 
"Los medicamentos eran tan fuertes que me mareada", dijo la Sra. Castillo. "Yo simplemente quería acostarse y dormir."
 
Sus hijas la animaron a solicitar el Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI).
 
"Así que solicité y me negaron", dijo la Sra. Castillo. "Pensé que iba a tener que tratar de encontrar otro trabajo. Perdí toda esperanza en lo que iba a hacer. Pero entonces mi salvación llegó. "
 
Un amigo recomendó hablar con Allsup.
 
"Él fue ayudado por Allsup", dijo la Sra. Castillo. "Allsup me envió los papeles y asumió el control del caso. No pensé que serían capaces conseguirlo por mí, pero lo hicieron y gracias a Dios! "
 
Allsup es un proveedor nacional de representación de incapacidad del Seguro Social y servicios del plan de medicamentos de selección. Allsup ha alcanzado conseguir beneficios de discapacidad por más de 190.000 clientes y obtuvo cerca de $ 16 mil millones en pagos de SSDI y los beneficios de Medicare.
 
Allsup se hizo cargo del caso de la Sra. Castillo en septiembre de 2010. El siguiente abril ella recibió una carta que ella había sido aprobada para beneficios de SSDI.
El síndrome de intestino irritable todavía hace la vida difícil a la Sra. Castillo, ella toma 11 medicamentos al día. Y recientemente, ella fue diagnosticada con hepatitis B en el hígado.
 
"Estoy tratando de comer una dieta mejor, era difícil cuando estás trabajando y agarras una hamburguesa regresando a casa", dijo la Sra. Castillo. "Y estoy tratando de mantenerme lejos del estrés. Muchas de las problemas son más fáciles de tratar cuando no estás trabajando. Estoy muy agradecida con Allsup que ellos me dieron ese paz. "