Tumor Cerebral Deja a Mujer de Arizona Incapaz de Trabajar

Obtener un Seguro Social por Discapacidad (SSDI, por sus siglas en inglés) puede ser una experiencia larga y estresante. Inicialmente, se rechaza a dos de cada tres solicitantes. Sarah Rodríguez era una asesora financiera con éxito antes de que un diagnóstico médico cambiara su mundo por completo. Un tumor cerebral afectó su capacidad de ganarse la vida. Después de trabajar en la industria bancaria durante 30 años, ayudando a la gente con sus dificultades financieras, ahora ella necesitaba asistencia con el mismo problema. Un familiar acudió a Allsup para obtener su SSDI y logró un resultado favorable. La Sra. Rodríguez decidió ver si Allsup podía también ayudarle a ella. Lea lo que sucedió.

*Este es un testimonio real relatado a Allsup.

Cuando un tumor cerebral ataca, un miembro de la familia sugiere la ayuda de los expertos.

Agente Financiera de Arizona Reconoce Mérito de Allsup
Por Barbara Isaacs Renfro

Phoenix, Arizona- Para Sarah Rodríguez, fue como un relámpago.

En un momento, ella se encontraba almorzando con amigos; al instante siguiente, al voltear la vista hacia uno de sus compañeros, lo percibió en visión doble.

"Fue un shock", dijo la Sra. Rodríguez. "Fue de repente. Yo no dije nada. Uno simplemente se rasca la cabeza y piensa: '¿Qué está pasando?'"

Poco tiempo después, ella estaba cenando con su marido cuando se le dificultó masticar su bistec y se mordió el labio. Al tomar un sorbo de su refresco, notó que no podía sentir frío en uno de los lados de su boca.

"Estaba yo muy, muy molesta", recordó la Sra. Rodríguez, ahora de 58 años.

Al principio, los especialistas médicos pensaban que ella había sufrido un derrame cerebral, pero las imágenes médicas mostraron un tumor. No era cáncer, pero sí algo que altera la vida de cualquier forma. Se trataba de un meningioma, un tipo común de tumor cerebral; pero era inusual, ya que crecía a un paso extremadamente acelerado. También estaba enterrado muy profundamente en su cerebro, en un área llamada el seno cavernoso-una región llena de venas y nervios fundamentales para la visión, el movimiento facial y las sensaciones, entre otras cosas.

El diagnóstico cambió por completo su vida laboral. La Sra. Rodríguez era una asesora de servicios financieros en una cooperativa de crédito. Trabajó en la industria bancaria durante 30 años. "Me gustaba conocer gente; a menudo, se trata de una "llamada en frío"-hay quienes tienen talento para eso, y yo lo tenía."

Ella era especialmente buena para los aspectos más difíciles del negocio, como decirle a la gente que sus préstamos no fueron aprobados. "El trabajo es mucho computadoras y teléfono, mucho hablar. Pero ahora me encontraba buscando aferradamente palabras que yo sabía estaban allí. Simplemente, no estaba yo hablando muy bien."

Desde bastante temprano en su lucha, estaba claro para la Sra. Rodríguez que no podría seguir trabajando. La Sra. Rodríguez tiene cinco hermanas. Ellas querían ayudarle a solicitar un Seguro Social por Discapacidad (SSDI, por sus siglas en inglés). Este es un programa federal de seguros que proporciona beneficios a quienes no pueden seguir trabajando debido a graves discapacidades relacionadas con la salud.

"Todas mis hermanas trabajan. Todas pensamos: 'Podemos lograr esto'", la Sra. Rodríguez recordó con una pequeña risa triste. Pero entonces se le negaron los beneficios. Sus hermanas querían ayudarle con su apelación, pero la Sra. Rodríguez quería otras opciones. "Simplemente, me parecía que era mucho pedir de mis hermanas", dijo ella. Una de sus sobrinas, una ex-asistente médica con esclerosis múltiple, había acudido a una empresa llamada Allsup para recibir beneficios SSDI. Ella recomendó ampliamente la compañía con sede en Illinois, que ha ayudado a más de 150,000 personas en todo el país a recibir los beneficios SSDI a los cuales tienen derecho.

La Sra. Rodríguez contactó a Allsup, y fueron todo lo que ella esperaba. "Lo pusieron en marcha de inmediato", dijo ella. "Me comunicaron lo que estaba ocurriendo en cada etapa."

Catorce meses después de ponerse en contacto con Allsup, la Sra. Rodríguez recibió una llamada sorprendente de Allsup, preguntando si podían debitar su cuenta para cobrar su cuota. "Pensé: '¡Oh, el dinero está en la cuenta!'"

A la Sra. Rodríguez se le concedieron los beneficios en la audiencia, en el segundo nivel de apelación por discapacidad. La Sra. Rodríguez estaba preocupada de que, durante su reclamo de beneficios, ella tendría que comparecer ante un juez en una audiencia. "Me dio un vuelco el corazón", dijo, recordando su preocupación sobre un posible comparecimiento. Pero Allsup se esforzó para resolver el caso sin una audiencia. "Fue un gran alivio", dijo ella.

La llamada telefónica que recibió fue lo primero que escuchó sobre la concesión de sus beneficios, y fue una gran victoria. Ese tipo de éxito es común con Allsup: Noventa y ocho por ciento de las personas que completan el proceso SSDI con Allsup reciben beneficios.

Esa llamada llegó sólo un mes después de que la Sra. Rodríguez se sometió a una riesgosa cirugía cerebral de seis horas. Los especialistas habían agotado sus demás opciones, incluidos dos tipos de tratamiento de radiación dirigida de alta tecnología. Aun así, en un lapso de 10 meses, el tumor había duplicado su tamaño.

Debido a que la radiación no había desacelerado el crecimiento del tumor, los especialistas recomendaron la cirugía cerebral, a pesar de los riesgos. La Sra. Rodríguez se sometió a la cirugía el 13 de abril de 2010. "Fue una cirugía muy peligrosa", dijo ella. "Mi marido era un desastre." Han estado casados​35 años.

La ubicación y la naturaleza del crecimiento del tumor hacían que fuera imposible eliminarlo por completo. La Sra. Rodríguez aún tiene fuertes dolores de cabeza y dolor ocasional en la boca, las mejillas y el rabillo del ojo; a veces aletea su párpado izquierdo. "Varía, pero sucede todos los días", dijo.

Al igual que muchas personas con enfermedades crónicas graves, a ella también se le diagnosticó depresión. Los medicamentos ayudan a aliviar el dolor en los nervios, y la Sra. Rodríguez descubrió que la dosis más baja es de gran ayuda.

Por ahora, los especialistas están vigilando el tumor con imágenes de resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). Su crecimiento se considera agresivo, por lo que requiere supervisión. "Ellos observan, y dicen que todo está bien".

Hay algo sobre su experiencia que ella desea comunicar a otros que luchan contra problemas médicos: "No hay preguntas tontas", dijo. "Necesita a gente que pueda responder a sus preguntas."

Muchos miles de solicitantes de SSDI podrían decir lo mismo cuando se trata de buscar sus beneficios de Seguro Social por discapacidad: Obtenga la asistencia de una empresa como Allsup que puede responder a sus preguntas y ayudarle a recibir los beneficios que usted pagó durante toda su carrera laboral.