Un Desorden de la Sangre Inicia unas Dolencias para un Hombre de Illinois

Obtener el Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI) puede consumir mucho tiempo y ser una experiencia estresante. Dos de cada tres solicitantes son rechazados inicialmente. Un desorden de la sangre causo unos varios derrames al Sr. Francisco Rodríguez en cual se quedó con el sufrimiento de la depresión. Eventualmente su empleo le dejó sin trabajo. Lee como Allsup Alivió las dificultades financieras para el Sr. Rodríguez.
 
*Esta es una historia real según fue contada a Allsup.
 
Ayuda de Allsup le ayudo al hombre sentirse como 'media tonelada de ladrillos' fue levantado de su hombros.
 
Hombre de Chicago Pierde Su Trabajo de 20 Años Después
Que Sufre de Depresión Severa y Derrame Cerebral
Por Ofelia Gonzalez
 
Chicago, Illinois - Francisco Rodríguez estaba preparando un quirófano de hospital en el año 2002 cuando empezó a sentirse extraño. El Sr. Rodríguez, quien trabajaba como asistente del hospital, estaba en un cuarto insonorizado solo. No podía pensar claramente y tiró algunos instrumentos.
 
El Sr. Rodríguez se salió del cuarto y se equilibrió en una camilla. Con una voz arrastrada, gritó que necesitaba ayuda. Una enfermera vino corriendo y rápidamente evaluó que él estaba teniendo un derrame cerebral.
 
"Me midieron mi glucemia", dijo el Sr. Rodríguez, quien tiene diabetes. "Me pusieron en un monitor y oxígeno y me llevaron a la sala de emergencia."
 
El Sr. Rodríguez tiene Factor V Leiden, un síntoma que causa coágulos de sangre anormales en sus venas, es lo que causó su accidente cerebrovascular. Afortunadamente, la respuesta rápida dejó pocos efectos residuales al Sr. Rodríguez, ahora de 61 años. Volvió a trabajar, pero su diabetes se salió de control.
 
En 2005, el Sr. Rodríguez tuvo otro derrame, pero continuó trabajando en el hospital. Esta vez, los efectos fueron más graves. A veces, era difícil de procesar información.
 
Su salud siguió disminuyendo y su obra comenzó a sufrir. Combataba con episodios de depresión. En 2008, la depresión explotó y el Sr. Rodríguez comenzó a ver a un psicólogo. Para entonces, su jefe le dijo que se estaba perdiendo trabajo demasiada frecuencia y no era confiable. Lo despedieron.
 
"Yo había trabajado allí por 20 años, me hizo sentir muy mal", dijo el Sr. Rodríguez. "Esto no me puede estar pasando . Me subí en el lado profundo de la depresión. Después de 20 años de trabajar en el hospital, pensé que tenían un poco de respeto para mí. Me sentí inadecuado y traicionado. "
 
Las cosas en casa se hicieron difícil. Sin un sueldo, su esposa asumó las  cuentas. Sus medicamentos eran caras y su esposa también tenía problemas de salud. Sr. Rodríguez fue desanimado en la casa y perdió su ambición de hacer las cosas.
 
Alguien le recomendó que aplicara para la Seguridad Social Seguro de Incapacidad (SSDI), pero el Sr. Rodriguez no creía que era posible.
 
"Parecía un proceso complicado para aplicar", dijo el Sr. Rodríguez. "Habíamos hablado con otras personas que pasaron por el proceso y quedaron desanimados y no llegaron hasta el final".
 
Cuando la cuñada de Sr. Rodríguez recomendó Allsup, el pensó que valía la pena intentarlo. Allsup es un proveedor líder de la representación de incapacidad del Seguro Social y servicios de planes de Medicare de selección. Sirviendo a las personas con discapacidad durante más de 25 años, servicio de Allsup fue el primero en todo el país, que no sea servicio de abogado ayudando a las personas recibir sus beneficios de SSDI. Allsup ha alcanzado consegir beneficios de incapacidad por más de 190,000 clientes y obtuvo cerca de $ 16 mil millones en pagos de SSDI y los beneficios de Medicare.
 
Para el Sr. Rodríguez, el proceso tomó casi dos años y dos apelaciones. Cuando llegó a la vista de revisión judicial, el Sr. Rodríguez y su representante de Allsup se presentaron antes de un juez en 2010 para presentar su caso. El juez aprobó el Sr. Rodríguez para recibir beneficios.
 
"Me sentí como media tonelada de ladrillos se levantaron de mí", dijo.
 
Hoy, el Sr. Rodríguez tiene sus días buenos y sus días malos. Cuando él va al médico, sus niveles de glucosa permanecen altas. La depresión no lo deja ser ejercicio como él quisiera.
 
"A mí me gustaba mucho caminar, andar en bicicleta y estar afuera", dijo el Sr. Rodríguez. "No tengo ninguna ambición de hacer esas cosas."
 
Todavía ve a un terapeuta, quien le ayuda con la depresión. Aunque la vida sigue siendo difícil, él está agradecido a Allsup por ayudarle a recibir sus beneficios ganados.
 
"Ellos me ayudaron a obtener los beneficios que pagué y merecía", el Sr. Rodríguez dijo. "Ellos se hicieron cargo de todo."